Somos cultura anfibia que ahora protegemos y vivimos por su conservación. Cambiamos una actividad económica perjudicial convencidos de la necesidad de aportar a la protección de los recursos naturales.

¿ quieres disfrutar esta experiencia ?

HISTORIA DE LAS ALMEJAS

“Inició como una necesidad. Cuando llegué a Palermo no hacía absolutamente nada. Le pregunté a mi suegro cómo hacía para ganar dinero y me dijo que sacando almejas en el agua. Yo, sin conocer el procedimiento, le dije que no había ningún problema porque en el agua sabía defenderme. La primera vez que fui (por 3 días), fue como para no volver más. Fue un desastre” Sin embargo volvió. Y aunque al principio no sabían cómo era que se le “sacaba dinero” a la Almeja, por varios años se convirtió en el sustento de 20 familias. “Nos fuimos a vivir todos allá e incluso alcancé a ser un empresario gracias a la Almeja”.

 “Durante muchos años fuimos pescadores de la almeja pero ahora hemos decidido ser pioneros en ecoturismo por el Río Magdalena”. Esta iniciativa nace por la búsqueda de la calidad de vida de familias que hoy día pretenden mostrar a través de sus recorridos turísticos, la diversidad natural de la que gozamos en la Región, y la historia de la pesca de esta especie que -tiempo atrás- hacía parte de su cotidianidad. Una habilidad con la que se nace y que queda tatuada eternamente en la piel.
Al Río lo llevan en las venas.

 

POR QUÉ ELEGIRNOS

Somos cultura anfibia que ahora protegemos y vivimos por su conservación. Cambiamos una actividad económica perjudicial convencidos de la necesidad de aportar a la protección de los recursos naturales.

PATROCINADORES

Es siempre grato para nosotros reconocer  la labor que ha emprendido Parques Nacionales Naturales de Colombia, y en especial al personal de la Vía Parque Isla de Salamanca-VIPIS-; ya que han sido varios años de relacionamiento en el que han transcurrido momentos buenos y difíciles, sin embargo, hay que destacar que siempre ha habido la voluntad de superar los obstáculos por ambas partes, y tal vez el éxito de lo que ahora hemos llegado a ser; se debe a esa persistencia y sobre todo mucha paciencia.
También queremos agradecer muy especialmente a la Unión Europea que a través del Proyecto de Desarrollo Local Sostenible-DLS, porque sin su apoyo económico y orientación tal vez hubiera sido muy difícil llegar a este punto en el que nos encontramos, aquí queremos resaltar al equipo de la Unión Europea del VIPIS y a la Jefe del Área Protegida por sus esfuerzos y paciencia para con nosotros.